¿Está internet protegido contra tormentas solares? - PMG SSI - ISO 27001

Un blog editado por ISOTools Excellence

SGSI

Blog especializado en Sistemas de Gestión
de Seguridad de la Información

cerrojo

¿Está internet protegido contra tormentas solares?

¿Está internet protegido contra tormentas solares?

Tormentas solares

Un nuevo estudio dice las tormentas solares pueden ser lo suficientemente fuertes que podrían colapsar internet en continentes enteros durante meses.

Un estudio presentado por la conferencia SIGCOMM 2021, escrito por Sangeetha Abdu Iyothi, profesora adjunta de la Universidad de California en Irvine. Y su clave es la vulnerabilidad de los cables submarinos, siendo esenciales para conectar los diferentes continentes a internet, a una erupción solar masiva como las que azotaron la Tierra en el siglo XIX y principios del XX.

Esto nos hace pensar lo poco preparado que estaba el mundo frente a la pandemia del COVID-19. No había ningún protocolo para afrontar la pandemia con eficacia, y lo mismo sucede con la capacidad de recuperar Internet. La infraestructura no se encuentra perfectamente preparada para aguantar un evento solar a gran escala. Todavía disponemos de un conocimiento muy limitado de cuál sería el alcance de los daños.

Las tormentas solares no suponen una amenaza para la vida en la Tierra. El campo magnético terrestre desvía el flujo constante de partículas del sol, creando las auroras que se ven en las latitudes extremas del norte y del sur.

Pero una gran tormenta solar puede ser esencialmente un evento de nivel de extinción para la electrónica. Cuando la Tierra fue golpeada por una de estas tormentas solares en 1859, durante el Evento Carrington, líneas telegráficas se incendiaron por todo el mundo.

La infraestructura electrónica puede fallar de forma masiva en el caso de una tormenta. Todo lo que no esté protegido contra este tipo de fenómenos, pueden caer y dejar de funcionar durante días y meses. Los cables de fibra óptica no se verían afectados, pero sí los sistemas electrónicos de repetición como los que utilizan los cables submarinos que conectan internet.

Es una última vulnerabilidad la que puede causar estragos en nuestra infraestructura de internet, de forma especial en las latitudes septentrionales, donde se tienden muchos de estos cables.

Los repetidores se encuentran colocados cada 50 o 150 kilómetros para mantener la fuerza de la señal a lo largo de grandes distancias. Al no estar blindados, pueden caer ante una tormenta solar, seccionando las conexiones intercontinentales. Basta con que uno de estos repetidores fallara para que todo el cable dejara de funcionar, dice la ingeniera.

Se trata de un evento global, el riesgo de que varios cables fallen a la vez es mucho más real. Nos dejaría sin internet en grandes regiones o incluso a un continente entero durante un largo periodo de tiempo. Los transformadores en la superficie pueden sustituirse en días o semanas para restablecer el suministro eléctrico, pero el tendido de nuevos cables submarinos puede llevar meses.

El impacto económico de una interrupción de internet sólo en EEUU se estima en más de 7000 millones de dólares al día. Se imagina el impacto global durante meses. El coste de blindar los repetidores o construir nuevos a otra latitud sería enorme, pero minúsculo comparado con el inimaginable costo económicos y el colapso social.

¿Estamos preparados?

No estábamos preparados para la pandemia a pesar de que sabemos que es una de las grandes vulnerabilidades que se encuentra la humanidad.

También sabemos que una tormenta solar puede hacer que se derrumben los cimientos de la económica, pero nadie hace nada para prevenir las consecuencias de algo que sabemos que va a pasar por los ciclos solares.

Si una tormenta solar enorme puede inutilizar hasta tu teléfono, imagina el efecto a nivel global en fábricas, comercio y distribución. Todo lo que dependa de la electricidad y no se encuentre blindado será vulnerables, y estará en un serio peligro.

Las probabilidades de sufrir una gran tormenta solar oscilan entre 1,6% y el 12% por década. Puede estar localizada a latitudes concretas, dependiendo de la intensidad. Como la que se produjo en 1989 y dejó sin electricidad a toda la provincia canadiense de Quebec en cuestión de segundos y duró casi medio día. Ahí no había internet ni dependíamos de la electrónica para todo. Pero la de 1859 afectó a la tierra durante dos días. Fue tan fuerte que las auroras se extendieron hasta el ecuador.

Si una tormenta solar gigante llega a la Tierra, tendremos unas 13 horas para prepararnos desde el momento en el que la erupción solar se produjera hasta que su impacto se sintiera en el planeta. Sabiendo lo que ha pasado durante la pandemia ¿nos las queremos jugar otra vez?

Formación para el tratamiento de los riesgos

La Escuela Europea de Excelencia ha diseñado un Diplomado de Seguridad y Salud en el Trabajo ISO 45001 para que los profesionales puedan hacer frente a los retos que se plantean frente a riesgos en la norma ISO 45001. Este diplomado ofrece un programa completo para que el alumno pueda dar respuesta a todas las necesidades del proyecto ISO 45001 que esté liderando.

El Diplomado de Seguridad y Salud en el Trabajo ISO 45001, como el resto de cursos de la Escuela Europea de Excelencia, está diseñado por y para profesionales. Ha sido desarrollado por expertos en activo de los Sistemas de Seguridad y Salud en el Trabajo a nivel internacional. Además de la enriquecedora interacción con estos docentes, esta formación le pondrá en contacto con profesionales de otras nacionalidades, lo que se traducirá en una experiencia enriquecedora para todos los alumnos.

Seguridad de la información
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...