Deepfakes, una nueva amenaza de seguridad de la información

Un blog editado por ISOTools Excellence

SGSI

Blog especializado en Sistemas de Gestión
de Seguridad de la Información

cerrojo

Deepfakes, una nueva amenaza de seguridad de la información

Deepfakes, una nueva amenaza de seguridad de la información

Deepfakes

Deepfakes

El ritmo al que se desarrolla la tecnología es vertiginoso. Y, aunque en general está diseñada para hacernos la vida más fácil, en ocasiones puede volverse toda una pesadilla. En este caso, hoy hablaremos de las Deepfakes, una nueva amenaza más peligrosa que las fake news.

¿Qué son las Deepfakes?

Para comprender este concepto, primero es necesario conocer la etimología del término. Este proviene de dos palabras inglesas Deep cuyo significado es profundo, o en este caso, aprendizaje profundo y Fake que significa Falso.

Es una técnica utilizada para combinar imágenes humanas con tecnología de inteligencia artificial para crear contenido falso. Se puede crear un vídeo desde cero o sobre otro ya creado y en general, con el objetivo de dañar la imagen pública del afectado.

Para entenderlo de forma más simple, imaginemos que utilizo la imagen de alguien conocido y la utilizo en un vídeo que no sea suyo de forma tan sofisticada que sea muy complicado comprobar si dicho vídeo es auténtico.

¿Cómo afectan las Deepfakes?

La mayoría de los vídeos o imágenes modificadas con esta tecnología afectan a grandes estrellas del mundo de la música, cine y televisión. Más concretamente afectan a los personajes femeninos. ¿Por qué?

Esto se debe a que según el informe elaborado por Deeptrace, el 96% de las Deepfakes son porno y su objetivo es lucrarse con la venta de dichos recursos. Actrices como la portagonista de Wonder Woman, Gal Gadot u otras famosas mujeres como Taylor Swift han sido víctimas de esta tecnología.

El uso de esta tecnología es preocupante, ya que el número de Deepfakes se multiplica con mayor velocidad. El informe de Deeptrace indicaba que en diciembre de 2018 había casi 8.000 vídeos de este tipo, sin embargo, en verano de este año ya se alcanzaban cifras cercanas a los 5.000.

 

 

Deepfakes políticos

A pesar de que, la gran mayoría de los montajes realizados con esta tecnología son de carácter pornográfico, la preocupación por parte de los gobiernos está en los Deepfakes de tipo político.

Esta sofisticada tecnología crea montajes tan reales que son muy difíciles de discernir si son reales o no. De ahí viene su preocupación por parte de los políticos. Esto se debe a que una campaña en contra de algún candidato utilizando esta tecnología, podría afectar gravemente la campaña electoral.

¿Qué medidas se han tomado?

Como solución a este problema, el gobernador de California aprobó las leyes AB 730 y AB 602 con el objetivo de regular los Deepfakes.

Esta primera norma, prohíbe difundir estos vídeos manipulados con el fin de dañar la imagen de los candidatos políticos durante los 60 días anteriores a unas elecciones. La segunda ley permite a los ciudadanos de California el derecho a demandar a cualquier persona que difunda Deepfakes pornográficos sin consentimiento.

A pesar de estas medidas, es extremadamente complicado detener esta tecnología, ya que no se puede detener la viralidad de internet.

Incluso el fundador de Facebook, Zuckerberg indicó que los sistemas de su compañía eran demasiado lentos para detectar y eliminar los Deepfakes. Es mucho más sencillo detectar copyright por denuncias que estos vídeos.

¿Qué podemos hacer los usuarios?

Debido a que estos Deepfakes han afectado en su gran mayoría a grandes estrellas del panorama musical y televisivo junto a políticos, no se ha tenido en cuenta a las personas no conocidas públicamente. Cada vez más, pueden llegar a ser víctimas de esta tecnología, sufriendo extorsiones y chantajes con el fin de no publicar este tipo de vídeos.

Como solución lo primero que tenemos que hacer es implementar una cultura de escéptica. Debemos ser conscientes de que existe una gran cantidad de noticias falsas circulando por internet, y solo debemos fiarnos de aquellas que presenten fuentes fiables.

Como hemos dicho, aún no existen tecnologías que detecten rápidamente y de forma fiable este tipo de montajes, por ello, es bueno fijarse en pequeños detalles que podrían ayudarnos a detectarlos.

Parpadeo

Los seres humanos parpadean con una frecuencia de 2 a 8 segundos, lo que implica que los desarrolladores de esta tecnología empleen muchos recursos en realizarlos, es por eso que acaban limitándolos y reduciendo el número de parpadeos.

Vídeos cortos

Evidentemente, una buena falsificación requiere mucho trabajo, por lo que en general los vídeos suelen ser cortos para que no se encuentren fallos.

Sonido

Dado que se altera tanto imagen como sonido, es muy posible que este no esté sincronizado con los labios, por lo que es un detalle que puede delatar la falsedad del vídeo.

Cara y cuello

A modo de ahorrar recursos, en los Deepfakes solo se altera la cara, el cuerpo no se altera por lo que si por ejemplo hubiese tatuajes o alguna característica corporal destacable que no se hubiese cambiado sería fácil detectarlo.

Diplomado ISO 27001

Nadie está a salvo de los riesgos que podemos encontrar en nuestros Sistemas de Seguridad de la Información. La información se transmite más rápido que nunca y no podemos evitarlo. Sin embargo, podemos trabajar en dicha seguridad protegiendo tanto nuestros equipos como nuestros propios sistemas. Descubra todos los requisitos y lo que puede mejorar con el Diplomado ISO/IEC 27001.

Seguridad de la información
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…